lunes, 4 de abril de 2011

Al Poeta José Luis Zúñiga que siempre dormirá en la caricia de sus versos




Con motivo de la presentación de su último libro "Ya veo la bala en mi cabeza", al que tuve la fortuna de asistir, dejo como homenaje uno de los poemas que leyó a pecho descubierto unos días antes de que la bala le alcanzara de lleno.


Vida de un héroe

Tengo sesenta años bien cumplidos
y estoy lleno de nada pero vivo
y por vivir estoy lleno de todo,
de penas lleno,
de alegrías, de vértebras cosidas,
de guerras asesinos piratas malnacidos
cenicientos andrógenos endógenos
profetas.

Tengo sesenta años
y no sé cuánto falta para escribir mi esquela,
para escribir mi  infancia,
para escribirme todos los silencios,
para decirme en ella con voz estropajosa,
para decirme en ellos con vosotros.

Tengo sesenta años
y ahora quiero dormir entre caricias
que se fueron perdiendo,
y ahora quiero decir que no tuve la culpa
de lo que está pasando,
que no tengo la culpa de lo que está pasando,
que mi fracaso es mío y no tengo la culpa,
ni pajolera idea de por qué está pasando
lo que pasa y me siento culpable.

Tengo sesenta años,
me llamo no sé cómo y estoy lleno de todo,
tan vacío. Pero me siento heroico:
mi vida se ha cumplido,
me la vivieron otros a destiempo
y me la muero yo. Vida de un héroe.


                                                                 yozuniga.blogspot.com




8 comentarios:

Vita Severn dijo...

Muy bueno, porque nuestra vida es nuestra ya que la moriremos, y la morimos, nosotros. Solos.
Un abrazo Nines.
Gracias.

Carmen

La Solateras dijo...

Un día aquel viernes que me marcó profundamente. No te vi ayer, Nines. Te eché de menos.

Un beso

Nines Díaz dijo...

Ana, aquel viernes es irrepetible y a mi también me ha dejado una profunda marca. Sentí mucho no poder ir.

Un beso.

Nines Díaz dijo...

Vita, otro abrazo muy fuerte para ti
y gracias por el comentario.

Elvira Daudet dijo...

Querida Nines:

Me ha emocionado tu recuerdo a nuestro querido Zuñi en el día de fiesta de la presentación de su libro y lo magnífico que estuvo dándonos su último aliento.
Un beso, guapa
Elvira

Nines Díaz dijo...

Querida Elvira, haber tenido la suerte de conocer a Zuñi y asistir a la lectura de su libro y tu presentación me ha dejado una huella imborrable en la memoria.

Felicidades por esa maravillosa entrevista que te hizo Paloma Corrales, y que me ha encantado,
y gracias por tu visita que siempre es un placer.

Un gran abrazo.

Manuel dijo...

Pero cada vez que lo leas, estará.

¿O somos capaces de pensar que, de verdad, ese terrible bromista, se ha ido?.

Un beso.

Nines Díaz dijo...

Eso es cierto, Manuel, nos ha dejado su palabra y ese es el mejor legado para los que creen en ella como nosotros.

Un beso.