domingo, 22 de abril de 2012

Platero




Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva  huesos.  Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro
 (J.R.Jiménez)


(A Manuel Alexandre)


La certeza era oscura
igual que los ojos azabache de Platero
y tu voz se quebraba al recordarlos
como dos escarabajos negros.

Desde la ventana del Sanatorio
del Rosario de la doscientos diez
el malva de las flores del jardín
anunciaba inequívoco un luto
anticipado aquellos días.

Eras un  viejo niño que inconsciente volvía
a sentarse en la acera del rastro
ahuyentado la tristeza y el miedo
con un palo en las manos
que trazaba figuras en el suelo.


Y así, desde tan lejos,
volviste alguna  vez a sonreírnos
pero ya para  entonces sin regreso.




<iframe width="560" height="315" src="http://www.youtube.com/embed/Gyok1-lUNpQ" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>














 

15 comentarios:

luismi dijo...

Abro el blog y me encuentro este buen poema recién salido del horno (y apenas he cenado) en memoria de Manolo.

Un beso grande.

Anónimo dijo...

Se me han saltado las lágrimas al leerlo, solo puedo decirte que este poema dice todo lo que tiene que decir de una manera tan gráfica que duele, es un retrato de Manolo tan fiel y reconocible como su voz.Solo tú puedes hacer un homenaje como este, por eso creo que es perfecto, porque va directo al corazón. Gracias por hacer algo tan difícil y tan fácil, un beso.
Obama.

Paloma Corrales dijo...

"La certeza era oscura/ como los ojos de Platero", desde esos dos versos una se prende y se prenda del poema.

Precioso, Nines.

Un beso.

Nines Díaz dijo...

Queridos Luismi, Obama y Paloma gracias de corazón, no solo por leerme, sino por vuestros comentarios.

Un inmenso abrazo.

La Solateras dijo...

Llego un poco tarde por los líos de estos días -ya sabes, Bilbao- y me encuentro esta maravilla.

Nines, es una preciosidad.

Enhorabuena.

Un abrazo fuerte.

Marisa dijo...

Unos versos tan llenos de ternura
y tan bellos que se palpa
la tristeza
en el malva de las flores.

Un beso

Mari Carmen Azkona dijo...

Nunca me pareció Platero tan real y entrañable, Nines, como en esa certeza que ves en sus ojos negros.

Precioso poema, y emotivo homenaje para quién, estoy segura, continua sonriendo. Todo lo que sale de ti, ya sean palabras, versos o gestos es bello. Gracias por compartirlo.

Besos y un fuerte abrazo.

Manuel dijo...

Querida Nines: llevo unos días apartado de los blogs. Desconozco a ese Manolo al que has dado tan hermoso homenaje. Pero, sin duda, allá donde quiera que esté, se sentirá muy orgulloso de que alguien le haya dedicado unos versos tan entrañables.

Por cierto, aún no has puesto la nueva foto!!.

Un beso.

Nines Díaz dijo...

Queridos Ana, Marisa, Mari Carmen y Manuel gracias a todos por vuestros fieles comentarios.

Manuel, acabo de colgar la foto tan bonita que, como la anterior, fué captada por tu generosa mirada.

Un abrazo fuerte.

elvira daudet dijo...

Bellísimo poema, Nines, tan tierno y delicado que, sin conocerle, Manolo se me ha anudado al corazón. Poesía es la capacidad de emocionar con lo que no existe más que en la sensibilidad del poeta.
Un beso enorme.
Elvira

Nines Díaz dijo...

Gracias Elvira. Nunca había leido una definición tan exacta de la Poesía.

Te puedo asegurar que, Manolo (Manuel Alexande, actor)era de los seres que se anudan al corazón con el lazo más bello de todos los regalos (como tu comentario).

Un grandísimo abrazo.

Jorge Torres Daudet dijo...

Bellos versos, bellas imágenes y bella canción.
Ya me habías hablado (el último día que nos vimos en Libertad) de Manuel.
Enhorabuena por esos sentimientos que emanan de tu poesía.
Besos.

Elvira Daudet dijo...

Sí tuve la suerte de conocer a Manuel Alexandre, uno de los más grandes actores de este país, una persona culta y exquisita, un amigo entrañable y cariñoso, al que lloré en su muerte y, aún sin saber que hablabas de él, al leer tu bello poema.

Un tierno abrazo.
Elvira

Nines Díaz dijo...

Querida Elvira, me hubiera encantado compartir una velada juntos y hablar de tus comienzos poéticos en el Café Gijón. ¡Que privilegio!.

Gracias por tu abrazo que devuelvo muy fuerte.

Rosa dijo...

Que hermoso homenaje a Manuel Alexandre, alguien tan especial en tu familia y al que me consta te unieron muchas cosas y muchos momentos tristes o no, pero llenos de amor.

El poema es precioso Nines. Perdóname que haya llegado tan tarde pero hace tiempo que no entraba en los blogs porque a veces las "urgencias" bloquean el paso a lo importante, ya sabes... De cualquier forma, ha sido un grato encuentro con tu blog corazón.Me ha emocionado leerte. Un gran poema.

Un abrazo con todo mi cariño