miércoles, 8 de diciembre de 2010

Viejos




Los viejos, okupas de los bancos, 
se adueñan de la tarde
en Centros Comerciales
donde el calor es gratis.

Cubren de estribillos
la soledad, que se anestesia
con el hilo musical de la euforia.


Nada esperan.

Las preguntas conocen las respuestas
como ellos los semáforos,
la distancia hasta el baño o la escalera.


Estrenan los días
con vencimiento a corto plazo.


El pasado es batalla repetida
que oculta los olvidos del presente.



4 comentarios:

La Abutarda dijo...

Bueno, Cueto qué bonito, me ha parecido muy sensible y muy tierno, será porque esta mañana al felicitar a mi abuela, se me ha encogido un poco el corazón porque estaba sóla y me ha enternecido.....
Bueno, que me has puesto el pelo de punta.

Nines Díaz dijo...

Gracias Abutarda por tus palabras. Los viejos, como la Abuelita, se acostumbran a la soledad y aprenden ya a no decir nada...pero no deja de encogerse el corazón cuando lo pensamos.

obama dijo...

Este poema, que ya conocía, es uno de mis favoritos, aunque también es de los más duros, la foto ilustra muy bien ese vencimiento a corto plazo, enhorabuena por este blog necesario "como el pan de cada día", de Celaya, tú nunca defraudas.

Nines Díaz dijo...

Muchas gracias Obama por tu confianza, espero poder ir mejorando el blog para lectores de vuestra talla...