sábado, 1 de enero de 2011

Navidades




En estos días del año dan ganas
de refugiarse en la habitación
más pequeña y declararse en huelga.


Sentarse en el sillón y ver cómo pasa el tiempo,
huir de la alegría obligada,
del brillo de las luces y el exceso,
de las felicidades.


Borrar de un manotazo las semanas
y equivocar el calendario.


17 comentarios:

obama dijo...

Qué buena manera de empezar el año, sobre todo este que parece estigmatizado a la crisis perpetua, estas penitencias obligadas yo creo que a algunos nos liberan despues de una autocrítica tan necesaria como "el aire que respiro 13 veces por minuto" (Ceaya dixit).
Este año van a salir muchos de tus poemas no natos y será una sorpresa y una alegría compartirlos, además de un orgullo.
Un beso muy fuerte.

obama dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
La Abutarda dijo...

Güeno, güeno, güeno.... y yo pensando que seguías de incónitu, parece mentira, a a tu seguidora nº 1, que inició sus primeros vuelos a tus pechos (literarios, quiero decir), en fin, perdonarételu porque me entusiasma lo que escribes y lo prolífica que te hallas, me han gustado mucho todos, pero me ha enternecido especialmente el de el cuento, recuerdo tu muñeca de cartón, con la peluca raída y los dedos reconstruídos por el Güelu, y me ilustra tu interior, el mío y el de muchas de nosotras cuando se nos apoolilla la ilusión. Besos.

Rosa dijo...

Feliz año Nines, porque sin duda hay algo bueno en "estos días": tener cerca a la gente querida y disfrutar leyéndoles, como yo en esta mañana de domingo recien nacido el 2011.

Me encanta tu "manotazo a las semanas y equivocar el calendario". No se puede expresar mejor, casi seguro.

Un beso enorme mi niña

Un abrazo mi nia

Nines Díaz dijo...

No sé si es una buena manera de empezar el año, Obama, pero por lo menos me he desahogado. Gracias por ese optimismo que me transmites (se nota que eres mi hermana...).

Un abrazo para ti y las Asturias.

Nines Díaz dijo...

Avutarda Poppy me encanta que te haya gustado el poema del "cuento" y que te acuerdes de aquella muñeca que todavía conservo. Espero seguir disfrutando de tus crónicas.
Un beso.

Nines Díaz dijo...

Feliz año Rosa, porque este año para ti sí que será distinto. Te deseo las mayores alegrías y seguir compartiendo tu amistad y toda la poesía que escribirás y que nos espera. Estoy segura.

Gracias por tu visita y el comentario.

Un abrazo grande.

La Solateras dijo...

Mujer, Nines, tampoco es eso. Estas fechas no son distintas de otras, a lo largo del año también dan ganas muchas veces de refugiarse en la habitación más pequeña y echar el cerrojo.

Venga, que el calendario se va a equivocar y a lo mejor encontramos un día para vernos.

Un abrazo

Nines Díaz dijo...

¡Feliz año Ana! Es verdad que a lo largo del idem puedes llegar a refugiarte en la habitación y echar el cerrojo (es más creo que es necesario hacerlo de vez en cuando) pero es que a mi las Navidades me matan, no puedo evitarlo, menos mal que hoy luce un sol espléndido.

Se equivoque o no el calendario espero que encontremos un hueco para vernos.

Sigo echando mucho de menos tu blog, supongo que como todos.

Un fuerte abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Un paso daría yo, muy grande, como un salto, para dejar la navidad entre la nada.
La penalegre de todo esto es que hay niños y adultos que disfrutan de estas fechas y brindo por ellos.
Un saludo, Nines.

Nines Díaz dijo...

Bienvenido Jesús, yo también brindo por los niños y la gente que disfruta estas fiestas pero reconozco que, según la circunstancia, pueden ser muy pesadas.

Encantada de contar con tu presencia y el comentario. Muchas gracias por unirte.

Un saludo.

Manuel dijo...

Querida Nines, hoy que es el día que marca el final de fiestas, me asomo a tu poema casi con gesto de alivio. Me queda quizá lo más agradable, que es ir a ver la cara de felicidad de mi nieta esta mañana.

Y luego darme un baño de realidad y retomar la singladura. Espero tenerte cerca en este tiempo que creo será intenso y novedoso.

Y, cuando toque volver a encerrarnos en el cuarto, que lo tengamos conforble para aguantar el chaparrón. Un beso.

Nines Díaz dijo...

Querido Manuel, ver la cara de los niños es la mayor felicidad y la fiesta más bonita (siempre he pensado que habría que ponerla la primera) por eso me alegro que sea el gesto final que cierren estas fiestas para ti.

Gracias por esa generosidad para seguir compartiendo tiempos intensos, para mi es un regalo teneros a todos cerca.

Un beso y gracias por visitarme y el estímulo.

Y, eso, tenemos que ir poniendo el cuarto confortable para que cuando lleguen los momentos de retiro salgamos fortalecidos y destilando vitalidad (admiro la tuya).

Nines Díaz dijo...

Querido Manuel:

Todavía no me he recuperado de ver este poema colgado en tu blog, no puedes imaginarte la alegría que me ha dado y el sentimiento de apoyo y solidaridad que me transmites. Con compañeros de viaje como tu otro mundo es posible, te lo aseguro.

Mi agradecimiento y cariño.

Anónimo dijo...

Mira piltrafa yo no tengo problemas de gramática. Tu eres un puto ignorante. Cualquiera que diga que esa tal Azcona escribe bien es para cruficicarle. Y no sabes el daño que ha hecho a grandes escritores nobles de corazón. Esa señora es mala muy mala tanto como escritorea como persona, que es lo peor.

Soy escritor tengo casi ochenta añoa, tengo prácticamente todos los premios que existen.

Y si firmo como jalp, es porque hay por medio una persona entrañable y buenísima.

¿Entiende algo?

Tenga buen zño.

Anónimo dijo...

Mira piltrafa yo no tengo problemas de gramática. Tú eres un puto ignorante. Cualquiera que diga que esa tal Azcona escribe bien, es para crucificarle. Y no sabes el daño que ha hecho a grandes escritores nobles de corazón. Esa señora es mala, muy mala, tanto como escritorea como persona, que es lo peor.

Soy escritor tengo casi ochenta añoa, tengo prácticamente todos los premios que existen.

Y si firmo como jalp, es porque hay por medio una persona entrañable y buenísima a la que protejo.

¿Entiende algo?

Tenga buen año.

No veo bien por mi edad. Le repito el comentario.

Manuel dijo...

(Con tu permiso, Nines)

Mi muy querido/a imbécil: veo que no te has atrevido a venir a mi blog...

Hummmm... Además de escribir de pena, de no saber comportarte, de sufrir celos patológicos, de ser tan miserable que solo creando personajes ficticios te sientes en compañía... Además de todo eso eres COBARDE.

Te sigo esperando.