jueves, 15 de diciembre de 2011

Órdagos

imagen Salvador Dalí

                                                                                        
 
Nacemos cuando el fuego se extingue
a un solo palmo, el filo de  la piedra
detiene nuestro paso o el freno de mano calcula,
exacta, la distancia.
 
Cuando adversas razones, sin embargo,
impiden el engaño; aunque éstas consistan
en negar ese falso optimismo del mercado.
 
También cuando el pronombre
no obedece al  miedo cotidiano
siempre dispuesto a hacernos trampa.


Nacemos, sobre todo, cuando no hacemos caso
al huésped permanente que obstinado se empeña
en recordarnos la lista entera de fracasos.







31 comentarios:

Mari Carmen Azkona dijo...

“Nacemos, sobre todo, cuando no hacemos caso
al huésped permanente que obstinado se empeña
en recordarnos la lista entera de fracasos.”

Mi querida Nines, me has dejado sin palabras. Me gusta leerte, y se me hace larga la espera entre poema y poema. Pero si después encuentro versos como estos, prometo relajarme, porque merece la pena.

Qué maravilla...y qué sabiduría tras cada palabra. La aceptación, incluso de nuestros errores, es uno delos pasos, importantes, que hay que dar para nacer a la vida.

Buen órdago, ganarás. Ya lo has hecho, enhorabuena.

Besos y un fuerte abrazo.

La Solateras dijo...

Querida Nines,

Un magnífico poema cargado de reflexión y poiendo el dedo en la llaga.

Sobre todo con esa última estrofa impresionante.

Gracias por todo, siempre.

Un beso

María García Zambrano dijo...

Nines, coincido totalmente con Mari Carmen y Ana, la última estrofa me ha impactado. No comento, no me da la vida, pero te leo, y hoy que he parado los relojes y apagado los teléfonos quería detenerme en tus versos.
Un abrazo fuerte
María

luismi dijo...

Coincido con todas, merece la pena la espera.
Felicidades

Emilio Porta dijo...

Hacía tiempo que no leía algo tan bueno, tan excelente, desde el punto de vista literario y humano. Tengo que felicitarte y acompañarte en este escrito, Nines. Porque es una aportación creadora, diferente. De alto vuelo y de emoción cercana. Sabes lo que creo yo que es la Poesía: Literatura por encima de todo. Y en este poema encontramos la mejor literatura.

Carmen dijo...

Ese huésped pesado y gorrón.
Me encanta Nines.

Te abrazo fuerte.

Nines Díaz dijo...

Mari Carmen, no sé como darte las gracias por tus siempre generosas y alentadoras palabras. Es un lujo para mi contar con ellas, te lo aseguro.

Un gran abrazo.

Nines Díaz dijo...

Ana, soy yo la que te da las gracias por ese apoyo, que es un orgullo, siempre.

Un fuerte abrazo.

Nines Díaz dijo...

María, que alegría y fortuna que pares los relojes para detenerte en mis versos. Gracias todas.

Muchos besos

Nines Díaz dijo...

Luismi, una vez más tu fe en mí obra el milagro... ¡Va por ti compañero!.

Un beso

Nines Díaz dijo...

Emilio, las palabras que me dedicas son un aliento de aprendizaje impagable para seguir creyendo en esa Literatura por encima de todo de la que eres el mayor ejemplo.

Un abrazo lleno de afecto.

Nines Díaz dijo...

Carmen, a mi si que me encanta tu visita. "Bienvenida" y muchas gracias. Espero verte pronto.

Un beso.

Anónimo dijo...

Yo, que no entiendo de técnicas, se muy bien cuando un poema es bueno y este lo es muchísimo.
Soy consciente del trabajo de escribir cuando no eres escritor habitual y tambien soy consciente de lo que cuesta plasmar en unas palabras cuidadosamente elegidas un sentimiento. Por eso y por tu honestidad con la poesía tengo que felicitarte, me alegro mucho de que escribas tan bien, es unr egalo para los que te queremos.
Obm.

Manuel dijo...

Querida Nines: al enemigo, ni agua!... Así que demos un raquetazo a ese huesped engreido, pesado y vamos a darnos el gusto de ser nosotros mismos... porque valemos mucho mas que cualquier crítica impertinente.

Feliz Navidad. Un beso.

Nines Díaz dijo...

Querido Anónimo descubierto a mi si que me consta tu "especial sensibilidad" y sobre todo tu cariño.

Gracias.

Nines Díaz dijo...

Querido Manuel,

En estos días más especiales me han llenado de alegría tus palabras.

Espero poder darte un abrazo pronto.

Lembranza dijo...

Ayy, como me suena ese poema!! Me encanta tu reflexión, es la vida. Mis mejores deseos para ti, y los tuyos en estas fiestas.
Tengo ganas de verte. Un abrazo

Nines Díaz dijo...

A mi también me ha gustado mucho tu visita: gracias "Lembranza" y muchas felicidades en estas fiestas. Espero que nos veamos pronto.

Un fuerte abrazo.

Jorge Torres Daudet dijo...

"...cuando no hacemos caso al huéped permanente..."
Que sigas "naciendo" y creciendo con tan formidable poesía.
Besos, con mis mejores deseos para el bisiesto año que se nos echa encima.

Nines Díaz dijo...

Me honra y alegra mucho tu visita y tus palabras, Jorge. Es un placer contar con tu presencia, amistad y poesía. Mis mejores deseos e ilusiones para el nuevo año.

Un fuerte abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Excelente poema, Nines, has expresado con un impecable lenguaje poético lo que supone el constante renacer que es la vida... cuando nos engañan los pronombres en este miedo cotidiano que intenta trampearnos. Hermoso y cierto. Un fuerte abrazo y muchas gracias. Que el nuevo año sea muy venturoso para ti.

Elvira Daudet dijo...

Querida Nines:

Magnífico poema, impecable de forma y de contenido contundente. Pero todavía me gusta más el anterior. El río que nos lleva es extraordinario, felicidades por ambos.

Deseo que el Año 2012, que se inicia con tan malos augurios, te sea leve y en vez de piedras llueva sobre ti amor, poesía, y toda la dicha que te mereces.
Besos
Elvira

Nines Díaz dijo...

Maria, es un placer contar con tu visita. Gracias. Me alegra mucho contar con la amistad de una poeta admirable.

Que 2012 sea un año lleno de los mejores versos.

Un abrazo.

Nines Díaz dijo...

Querida Elvira,

En las últimas horas de este año lleno de tan buena poesía como he tenido la suerte de gozar, agradezco profundamente tus generosas palabras y, sobre todo, haberte conocido.

Que esa generosidad y admirable poética siga acompañándote, y acompañándonos, durante este nuevo año y siempre.

Todo mi cariño.

Rosa dijo...

Que bueno Nines, principio y final crean en sí un gran poema:

“Nacemos cuando el fuego se extingue”

“…Nacemos, sobre todo, cuando no hacemos caso al huésped permanente que obstinado se empeña en recordarnos la lista entera de fracasos”.

Un placer leerte corazón. Mis mejores deseos para este nuevo año.

Un abrazo

Nines Díaz dijo...

Tu apoyo y aliento si que son un placer, Rosa.

Que sea un año pleno de encuentros, alegría y poesía.

Un abrazo grande.

Jesús Arroyo dijo...

¡Entregada! nos entregas.
Un beso, guapa.

Nines Díaz dijo...

Gracias Jesús, me alegra mucho tu visita (ya sabes que eres mi asturianu favorito).

Un beso.

Allek dijo...

Hola que tal..
después de unos meses obcecados
vuelvo a tomar las riendas
de mi Caja De Zapatos..
he vuelto con una nueva nota llamada “Secándonos” te invito a que sigas leyendo..
un abrazo fuerte!!!

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Amiga Nines, qué poema más sugerente y, a la vez, tan descriptivo. Es como una crónica instantánea del momento de nacer que tú perpetúas de por vida. ¡Y yo sin enterarme de esta maravilla! Te felicito porque has pintado con pequeñas palabras de ficción un grande de verdad.

Besos.

Nines Díaz dijo...

Amigo Alejandro, me alegra mucho tu visita y tu felicitación tan generosa. Muchísimas gracias por ambas cosas.

Un fuerte abrazo.