sábado, 11 de febrero de 2012

Geografía

Claro Oscuro (A. Tapies)



En el mapa original de nuestra geografía
se va difuminando sin que nos demos cuenta
el nítido espesor de su textura.

Apenas quedan restos de ceniza
de aquellas incendiadas estaciones
que un pirómano viento ha sofocado.

A pesar de conjurar a esa lluvia
de abril que convocamos
se han secado los campos de palabras
que al principio en la boca nos quemaban.

Hoy el musgo nos cubre de invierno la mirada
como si no fuera posible, alguna vez, volver
a reavivar de los rescoldos
ese fuego voraz de nuestra lengua
que amenaza con extinguirse entre las llamas.





26 comentarios:

Roberto dijo...

estupendo poema
un placer
Roberto

Jesús Arroyo dijo...

Nines:
Los tres primeros versos son para leer el poema, para seguir leyendo el blog y para... confirmar que eres una poeta de verdad.
Besitos.

La Solateras dijo...

Me parece un poema magnífico, con algunos versos realmente brillantes, como este: se han secado los campos de palabras.

Tienes mucha poesía dentro, Nines, y es un lujazo cada vez que te decides a mostrárnosla.

Un beso fuerte.

Nines Díaz dijo...

Gracias Jesús y Ana por ser los primeros en romper el silencio en ese tiempo incierto cuando, como dice Ana, me decido a mostrarme.

Un gran abrazo.

luismi dijo...

Olé mi Nines, resurgiendo como una bestia. Qué cerquita está ese prólogo.

Felicidades.

Anónimo dijo...

Es precioso, y duro, tu poema, además me pasa que en este momento me siento completamente identificada con ese estado y con esos sentimientos.
Me maravilla que puedas escribir cosas tan bellas, no dejes nunca de escribir poemas, los que te queremos no queremos privarnos de ese placer cada día más escaso.
Obama.

Nines Díaz dijo...

Luismi, me encanta ese resurgir como una bestía que no puede ser más expresivo y generoso. Tu persistente confianza acaba al final dando algún fruto: gracias.

Un beso fuerte.

Nines Díaz dijo...

Anónimo, esa identificación, no casual, indica una vez más caminos paralelos. Gracias por tu apoyo siempre fiel, es una suerte.

Un beso.

Jorge Torres Daudet dijo...

"Hoy el musgo nos cubre de invierno la mirada..." Todo el poema me ha gustado!
Que ese fuego no haga cenizas tus palabras.
Un abrazo.

Rosa dijo...

Que buenos versos para abrir este poema que termina aún mejor, si cabe.

Creí haberte puesto un comentario, pero no aparece, así que vuelvo a dejar huella del placer de leerte de nuevo.

Un abrazo corazón

Manuel dijo...

Querida Nines: juro que te puse un comentario a este poema. En fin, para tus buenos versos, llenos de ritmo, como nos tienes ya acostumbrados, ese rescoldo y esas ascuas les vienen bien, dadas las temperaturas que nos están cayendo.

Un beso.

Madame psicosis dijo...

Y de este modo impides que se extinga entre las llamas, avivas los rescoldos, aunque sea soplando despacito entre las palabras.

Gracias.

Nines Díaz dijo...

Jorge, es un placer que pases por aquí y que te haya gustado el poema. Muchas gracias.

Un abrazo.

Nines Díaz dijo...

Rosa, gracias por la doble visita y dejarme tu solidaridad y buenas palabras.

Otro abrazo fuerte.

Nines Díaz dijo...

Querido Manuel, gracias igualmente por acercarte a estos rescoldos de ese fuego común. Me alegra mucho.

Un beso.

Nines Díaz dijo...

Madame Psicosis, de eso se trata de soplar despacito a las palabras a ver si prenden.

Gracias a tí por leerlas.

Maria Sanguesa dijo...

Nines, te he dejado un comentario que no aparece, en él te decía que es un poema muy bueno. La última estrofa me parece genial, con esas imágenes del musgo y del fuego, eres poeta, sin lugar a dudas, y tus versos invitan a ser leídos una y otra vez. Te mando un abrazo muy fuerte.

Nines Díaz dijo...

María, muchísimas gracias por el comentario que, viniendo de una gran poeta como tú, me llena de alegría. No hay nada como los buenos criterios de la gente que admiras para que suba la autoestima...

Un gran abrazo.

Elvira Daudet dijo...

Mi querida Nines:

No comprendo tu humildad; acepta con todas las consecuencias que la poesía es tu arma y tu lenguaje, cuántos que van presumiendo de poetas quisieran manejarlo con la delicadeza y la eficacia que lo haces tú. Me ha encantado tu poema.
Besos
Elvira

Nines Díaz dijo...

Mi querida Elvira:

No podría decirte en estos momentos cuánto me han alegrado tus palabras y con que orgullo las agradezco por venir de tí a quien tanto admiro y debo, no solamente por tu lenguaje poético sino por tu calidad humana -inseparable- que tanto me conmmueve.

Gracias de corazón, Elvira.
Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Llevo un rato leyéndote, leyendo el poema y es un auténtico regalo, Nines. Ojalá no dejes extinguir nunca todo lo que llevas dentro.

Besazo.

María García Zambrano dijo...

Un poema precioso Nines, y estoy de acuerdo con Elvira, no te escondas porque tienes un arma cargada de futuro que te acompaña la vida, y eso es un don.
Un abrazo compañera
María

Nines Díaz dijo...

Paloma, muchas gracias por tu comentario, para mí si que es regalo tu visita.

Me encantó escucharte leyendo tus poemas el otro día. Cobran otra dimensión.

Un beso

Nines Díaz dijo...

María, gracías compañera por ese solidario apoyo poético. Eso sí que acompaña la vida.

Otro abrazo fuerte.

Amando Carabias María dijo...

Ayer descubrí tu persona y no he tardado en llegar al blog. Permíteme que me quede por aquí, y que disfrute de estos versos tan hermosos. Y decir esto, no es decir nada especial, visto lo que han dejado los comentaristas precedentes.

Nines Díaz dijo...

El descubrimiento ha sido mútuo, Amando, y un placer tu visita y comentario. Gracias y "Bienvenido".

Un abrazo.